lunes, 11 de enero de 2016

‘Versex’, Versos sin tapujos

'Versex', Versos sin tapujos

Autores como Aute, Espido Freire o Carlos Salem escriben poemas explícitamente sexuales para el espectáculo

De izquierda a derecha: Vilas, Algeet, Carlos Salem, Raquel Lanseros, Fernando Marías y Espido Freire.

Hubo un recital poético en el que se estaban alcanzando altas cotas de profundidad, de melancolía, de sentimiento, de comunión con el público: la magia de la poesía en estado puro. El respetable aguantaba la respiración y la emoción dentro del pecho cuando uno de los artistas, inesperadamente, pronunció la palabra "follar". Entonces uno de los espectadores, visiblemente ofendido, se levantó y se marchó. Aquello era demasiado.

En aquel recital estaban los escritores Raquel Lanseros y Fernando Marías, que en la cena posterior comentaron el suceso. La conclusión: el sexo explícito, el sexo salvaje, el sexo puro y duro, estaba exiliado de la poesía en español. De ahí salió la idea de reivindicarlo, que finalmente ha cristalizado en el espectáculo Versex (Verso Explícito), que celebra hoy su primera sesión en el teatro Alfil, y continuará con otras dos los días 19 y 26 de este mes.

Abrirán hoy los escritores Espido Freire, Ana Merino, Carlos Salem y Luis Eduardo Aute; en próximas ediciones participarán Fernando Valverde, Elvira Sastre, Escandar Algeet y Adriana Moragues (el 19), y Cristina Fallarás, Luisgé Martín y Manuel Vilas (el 26). El espectáculo consistirá en una mezcla de recital, conversación yperformance conducido por Lanseros y Marías, que han pedido a cada participante un poema original para la ocasión.

Es este un terreno delicado, una terra incógnita bordeada por los peligros de lo pornográfico y lo soez por un lado, y también por el de volver a caer en las metáforas más manidas que han rodeado lo sexual, por el otro. "Es uno de los elementos más interesantes de la experiencia, ese límite entre lo elegante y lo erótico y lo que va más allá", explica Marías. "Un límite que, además, cada poeta pondrá en su propio lugar, dependiendo de su punto de vista, de su manera de entender la creación literaria. Nosotros, como organizadores, también esperamos que nos sorprendan". Desde luego, a priori no parece que vaya a ser igual la aproximación que haga al peliagudo tema Espido Freire o Carlos Salem. La primera aludió en la presentación del evento al pudor y al éxtasis de Santa Teresa. El segundo resumió su postura de una forma muy gráfica: "Al pan, pan; y al coño, coño".

Aunque vivimos en una sociedad en teoría desacomplejada (donde la pornografía ocupa buena parte de la tarta de Internet), parece también que nos volvemos una sociedad más pacata. Pero surgen propuestas artísticas para volver a normalizar el sexo, una vez más, como la reciente obra teatral Vooyeur, de Patricia Jordá, o la antología poética Erosionados (compilada por Adriana Bañares para la editorial Origami). En el cine Nymphomaniac, de Lars Von Trier, fue en 2013 tal vez la última película que acaparó titulares por su desparpajo sexual.

"Yo tengo 57 años y soy espectador de cine: antes nos impactaba El último tango en París, además de por lo sexual, por la profunda indagación en la naturaleza humana", dice Marías. "Ahora, en cambio, tenemos cosas como 50 sombras de Grey". En Versextratarán de tomar el primer camino, el de la indagación en las entretelas de la existencia, la vertiente más "metafísica" de un asunto que es fundamental en nuestra naturaleza y nuestra psique. "Hemos observado que los autores han huido de lo frívolo y optado por aportaciones más oscuras y trágicas". fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/01/11/madrid/1452547249_394700.html?rel=ult

    • ittear
    • Enviar a LinkedIn
    • Enviar a Google +
      Recomendar en Facebook

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    14 abril