lunes, 15 de febrero de 2016

Presentan nueva edición de Balada Clandestina, de Faustino Desinach, en Cafebrería Lehmann, Av Central

Presentan nueva edición de Balada Clandestina, de Faustino Desinach, en Cafebrería Lehmann, Av Central


El libro con el que el escritor y fotógrafo costarricense Faustino Desinach ganó el Premio Nacional Aquileo Echeverría de cuento 2011, Balada clandestina, será presentado en una nueva edición a cargo de la Editorial Costa Rica, el próximo 16 de febrero a las 5:30 pm., en el edificio histórico de la Librería Lehmann, ubicado en la Avenida Central de la ciudad de San José. A continuación publicamos el comentario del escritor Juan Ramón Rojas sobre la obra de Desinach.

Los  personajes del escritor Faustino Desinach

Por Juan Ramón Rojas.

Faustino Desinach ganó el Premio Nacional Aquileo Echeverría de cuento con Balada clandestina (2011). Esta obra fue publicada nuevamente por la Editorial Costa Rica en el 2015.

Balada Clandestina es parte de una considerable producción literaria (narrativa y poesía) de este autor, cuya vida profesional ha estado más inclinada al lado de la fotografía, disciplina en la que también ha recibido merecido reconocimiento y participado en diversas exposiciones, dentro y fuera del país.

Su más reciente producción, Perversos, es una colección de relatos en los que vuelve, como en otras obras anteriores, a los personajes que se mueven en una realidad cotidiana difícil, en un mundo sórdido, en un estilo narrativo sobrio y sin rebuscamientos, que se ha denominado "realismo sucio", nacido en Estados Unidos en la segunda parte del siglo pasado y que Desinach ha seguido practicado en Costa Rica.

En narrativa es difícil hablar de estilos puros. Se puede hablar de un eclecticismo, aunque al final predomine un estilo determinado. Claro es que no siempre la o las teorías se ajustan a la realidad del relato presente en las obras.

En este caso, son personajes con una vida escabrosa en la búsqueda de una felicidad siempre esquiva o, cuando menos, dudosa, en la que el éxito y el fracaso, el sexo y el abuso se complementan en un "bajo mundo".

Es posible, por lo tanto, que podríamos estar hablando de "realismo sucio", tal como lo han definido algunos autores.

Junto a sus volúmenes de relatos y de poesía, Faustino Desinach tiene una novela, Efectos personales  (2009), que también se podría ubicar dentro del "realismo sucio", con todas las anotaciones que se le pueda hacer a este concepto (como dijimos antes), que se desarrolla en un triángulo geográfico entre "Vesania", país imaginario presente en alguna parte de su obra, Cuba y Nueva York.

En Perversos (Ediciones Terbi 2015) se entrecruzan escenas y personajes con Balada Clandestina, por ejemplo, como el sacerdote sádico, la Tía mala, Pablo Morfo y otros, que se mueven en un mundo de marginación, a veces diabólico, como el hermafrodita que recibe comprensión y apoyo de su hermano solidario, pero que sufre la perversidad de un sacerdote josefino que no se guarda nada en sus insaciables y crueles instintos.

Antihéroes, no convencionales en público. Digamos no "normales", aunque también se podría concluir que son la norma en una sociedad excluyente, mojigata y represiva socialmente.

Con una vida privada que jamás nos atreveríamos a aceptar como digno comportamiento público.

Escondemos nuestras miserias y perversidades debajo de la alfombra o, si pudiéramos, en una caja fuerte y haríamos desaparecer la combinación.

Junto a ese país imaginario, Vesania, también es frecuente tropezar con lugares que igualmente se repiten, como el Bulevar de los Infieles, tanto en Balada Clandestina como en Perversos y en su obra poética.

Entre sus títulos de este más reciente libro, están "Perversos", "La Cueva de Floyd", "Conversación con salmones blancos", "Amores Santos" y "El fiscal asesino". En esta última, que ocupa casi la mitad de sus 150 páginas, se puede tropezar con referencias muy concretas de un sonado caso que sacudió la opinión pública, hace unos años, y que ocupó titulares y páginas en periódicos y acogido con grandes espacios en los noticieros de televisión.

Las de Faustino Desinach no son historias o personajes grandilocuentes. Son personajes reales con sus vidas truncadas y amores fracasados, como suele suceder, cargas que llevan con envidiable estoicismo. Personajes que se mueven en el límite entre la sobrevivencia y el abismo.

Abusados, marginados, excluidos, son quienes pueblan su obra y que están presentes en Perversos. Son quienes realmente han conocido el infierno en la tierra.

Como dice un personaje de Efectos personales: "Porque solo hay dos maneras de conocer el infierno: una es cuando sales a buscarlo y lo encuentras. La otra es cuando creces ahí dentro y convives en él".

Estos personajes han crecido dentro de este infierno y Desinach los hace emigrar y nos los presenta con toda su crudeza y realismo posible, tal vez como no quisiéramos que lo hiciera.

(* Escritor y periodista)

http://www.informa-tico.com/12-02-2016/presentan-nueva-edicion-balada-clandestina-desinach

No hay comentarios:

Publicar un comentario

14 abril